top of page

10 Tips para que tu Hijo siga tus Instrucciones.

Hacer que nuestros hijos sigan nuestras instrucciones, puede ser un verdadero quebradero de cabeza, puede llevarnos hasta la desesperación y hacernos perder los papeles.



seguir instrucciones, follow the leader, hacer caso


Una de las claves para la armonía en casa, es que nuestros hijos sepan escuchar y seguir nuestras instrucciones. El problema, es que a veces, ellos ni siquiera saben exactamente qué es lo que queremos de ellos, pensamos que les estamos mandando un mensaje y no les está llegando. La forma en que les pedimos algo, es casi tan importante como lo que les pedimos.


En el mundo digital de hoy en día, tratar de que los niños nos escuchen, a veces se convierte en un verdadero reto. Estamos compitiendo con la TV, los vídeo juegos y muchas otras distracciones que captan la atención del niño.


Ellos tienden a tener audición selectiva para lo que les conviene.


Seguir instrucciones es una habilidad fundamental, que hay que enseñarla desde una edad temprana. Las instrucciones o pasos a seguir, siempre son útiles a la hora de resolver o desarrollar actividades, dirigidas al cumplimiento de un objetivo. Nos ayudan a armonizar el camino hacia el éxito. Todo proceso tiene una serie de instrucciones a seguir, desde montar un Lego o jugar un deporte, hasta hacer lo que te diga tu líder o jefe.


Si bien puede parecer lógico y sencillo seguir, ya sean direcciones de navegación, instrucciones de uso de productos, o instrucciones de procedimientos, no seguirlas, puede ser una pérdida de tiempo. Hoy en día, el 75% de los usuarios, no lee los manuales de instrucciones de los equipos, muebles o dispositivos que adquieren. Y si se fijan, un buen manual de instrucciones, sigue ciertos pasos directos, que se parecen en cierta forma a los puntos que les expongo en breve.


Dense cuenta, por ejemplo, cuando tenemos que rellenar un formulario en Internet, no te dicen "por favor pon tu nombre", te dicen "Nombre" y si no lo pones, no te regañan, simplemente, sale un mensaje de error o te lleva directo a la casilla que te faltó por completar. No discuten contigo...


A continuación, les expongo 10 formas de cómo presentarle a los niños las instrucciones, para que realmente nos escuchen y hagan caso.

  1. Sé Directo. Pide exactamente lo que quieres que haga. "Haz tu cama" es mejor que "Deberías hacer tu cama, para que tu cuarto se vea arreglado".

  2. Sé Cercano. No le grites una instrucción desde la otra punta de tu casa. Acércate a él y dile lo que tiene que hacer.

  3. Sé Claro. Da las ordenes o comandos exactos, que quieres que él haga. "Haz tu tarea de matemáticas" es mejor que "Haz tus tareas". Sobretodo, no seas ambiguo.

  4. Toma en cuenta su edad. Si tu hijo es pequeño, usa palabras que estés seguro que va a entender y si es un adolescente, procura no hablarle como a un bebé.

  5. Una a la vez. No des muchas instrucciones a la vez. Especialmente para niños que tienen problemas de atención o niños pequeños, espera a que acabe una cosa para darle la siguiente instrucción. "Recoge tu cuarto, ponte los zapatos, saca la basura y guarda tu sándwich en la mochila" es too much para cualquiera, imagínate para un niño.

  6. No preguntes. A menos que le estés dando opciones a escoger o haya margen de negociación, ni se te ocurra preguntar. Solo dile lo que necesitas que haga. Y en caso de que vayas a preguntar, no hagas preguntas abiertas, sino que él tenga que escoger entre dos opciones que le estés dando. "¿Vas a usar los zapatos negros o los grises?"

  7. Capta su atención. Si tu hijo no te está prestando atención, es inútil que le des una instrucción. Trata de mantener contacto visual y estar a su altura cuando le hables. En caso de que esté distraído jugando con algo, pídele que pare un momento que le tienes que hablar "Para tu juego un minuto" o "Deja tu teléfono un momento" y sólo entonces puedes darle la instrucción.