Ayuda a tu Hijo a ser Resiliente.

La resiliencia es la capacidad que tenemos todos para sobreponernos y adaptarnos positivamente a situaciones difíciles o adversas.



La nave Israelí, Bereshit, llegando a a Luna


La resiliencia se ha caracterizado en los últimos años por recibir un gran interés por parte de la sociedad y poco a poco se ha convertido en un término muy popular en la actualidad.


Israel, lanzó su primera nave a la luna hace casi dos meses y el pasado 11 de Abril, debió haber alunizado sana y salva, pero no sucedió! A pesar de haber entrado en su órbita, tal cual había sido planeado, no pudo aterrizar por fallas técnicas. De todas formas, se convirtió en el séptimo país del mundo en rodear a la luna.

¿Cómo creen que se siente Israel y todos sus ciudadanos? ¿Piensan que fracasaron o que triunfaron? Sin ninguna duda, saben que han triunfado, saben que necesitan mejorar algunas cosas y por supuesto en dos o tres años veremos a la nave de Israel aterrizando sana y salva en la luna.

Este evento ha conseguido muchas cosas importantes, pero una de ellas, es transmitirle al mundo que se sienten orgullosos, que no importa la caída sino volver a intentarlo, y eso, señores, es resiliencia.


Afrontar la adversidad de forma constructiva, logrando usar todos nuestros recursos para salir fortalecido de la experiencia, es ser una persona resiliente. Es reconocer la fortaleza mas que las debilidades. La resiliencia es parte del proceso evolutivo y se tiene que promover desde la niñez.

La forma de promoverla es dando mucho amor y cariño, pero a la vez poner limites, ser rigurosos y que sepan reconocer la autoridad. No hay que irse a los extremos, ni de sobreprotección ni de ausencia. Hay que hacer crecer a un niño equilibrado, estable y con un alto nivel de confianza en ellos mismos. La resiliencia, sin duda es una de las capacidades mas importantes en la vida.


La resiliencia está relacionada con la auto-confianza, la flexibilidad, la orientación al logro y la perseverancia.


Lo primero que tiene que pasar para que tu hijo sea resiliente, es que tú lo seas!! De nada sirve que trates de transmitirle calma cuando algo sale mal, si te ve histérico o histérica a lo mínimo que te pase.


Enseñarle a tu hijo éste valor, ésta herramienta, le va a ser de mucha utilidad desde pequeño y cuando se convierta en un adulto, en un profesional, en un emprendedor, va a ser realmente la diferencia entre él y los demás.


Los rasgos y habilidades de los niños resilientes, tienen un alto componente genético, pero se pueden reforzar por el medio ambiente donde vive. Su familia y gente cercana pueden influir positivamente en ellos. Pero sin duda, es una cualidad que debe desarrollarse. Todos tenemos la capacidad para enfrentar, superar y crecer ante la adversidad.


Un emprendedor debe ser resiliente. Los emprendedores tienen que tener una gran capacidad para caerse y volver a levantarse, pues el mero hecho de emprender conlleva muchos riesgos de que algo salga mal y hay que tener el coraje, la sabiduría, la fuerza y la tenacidad para volver a empezar


“No fracasé, solo descubrí 999 maneras de cómo no hacer un bombillo”. Thomas Alba Edison.

He aquí algunos factores importantes de la resiliencia:


1. Permite recuperarte pronto. Se trata de saber sobreponerte a la pérdida, volver a centrarte, pensar con claridad en tus objetivos y continuar luchando por lo que quieres. Muchos pequeños empresarios no existirían hoy en día, si no hubieran sido resilientes.


2. No dejarte vencer. No importa perder, todo depende de cómo se enfoca esa pérdida. Si te echas las manos a la cabeza y no paras de lamentarte, no solo que no ganaras nada, sino que te creerás que no puedes lograrlo. Así que levántate y vuelve a intentarlo.


3. Te ayuda a manejar la presión. Una persona resiliente es una persona con mucha confianza en si mismo, ésta confianza te permite mantenerte relajado y tranquilo en situaciones de presión.


4. Vives con sentido del humor. Al mal tiempo buena cara... Si sabemos reírnos de nuestros errores, podemos reconducir las situaciones sin generar mas conflictos. La risa ayuda a superar los problemas o al menos ayuda a quitarles un poco de importancia. El sentido del humor es uno de los factores mas importantes de la resiliencia. No hablo del humor tipo burla, ironía o sarcasmo, lo cual puede menospreciar o ridiculizar. Hablo de sentido del humor sano y que mas bien te levante el ánimo.


5. Aprendes de los errores. Cuando desfalleces ante el primer error y abandonas, estás demostrando que el problema no está en el proyecto, sino en la persona. Si queremos ser un emprendedor exitoso y de confianza, tenemos que asumir la responsabilidad de nuestros errores y aprender de ellos para poder corregirlos y seguir adelante. Todo emprendedor aprende de sus propios errores.


6. Enfrentas los problemas y creces a partir de ellos. A los problemas hay que enfrentarlos, nunca dejemos que nos paralicen. En nuestra vida siempre nos vamos a encontrar con ellos y nuestro éxito está en nuestra actitud y la forma en cómo los afrontamos. Salir airoso de un problema, sea pequeño o sea grande, nos da auto-confianza y nos permite salir adelante y mejorar.


7. Te ayuda a controlar las emociones negativas. La emociones negativas son, la tristeza, el odio, la rabia o ira y los celos. Provocan desconfianza en los demás, no inspiran y crean un mal clima. No se trata de reprimirlas, se trata de saber canalizarlas y no dejar que nos afecten. Tenemos que aprender a expresarlas y no proyectar negatividad hacia los demás. No hay que retroalimentarlas, mas bien hay que tomarlas como algo natural y relajarnos para que pasen lo antes posible.


8. Activa tus habilidades en momentos difíciles. Lo mas importante de la resiliencia es que sabes reaccionar ante cualquier problema, no te paralizas, tomas decisiones acertadas y buscas pro-activamente una salida.


Un divorcio, la muerte de un familiar cercano, un despido laboral o una quiebra, la superación de una enfermedad o un amor no correspondido, son ejemplos claros donde una persona puede reaccionar de forma diferente a otra, dependiendo de su grado de resiliencia.

Todos conocemos personas que han vivido situaciones traumáticas, y que han conseguido afrontarla y superarla y han seguido adelante con más recursos aún.


Las características de una persona resiliente son:

Son creativos y agradecidos. Tienen una autoestima alta, son seguros y saben pedir ayuda si la necesitan. Pierden poco tiempo en quejarse. Enfrentan constructivamente la competencia y aprenden de los errores. Afrontan de mejor manera las situaciones. Son optimistas y muestran una mayor tendencia a manifestar sentimientos de esperanza. Tienen sentido del humor. Son capaces de ver los problemas como retos y abordarlos desde diferentes perspectivas. Son empáticos y solidarios. Son autónomos, pero no se encierran en si mismos.


Por otro lado, hay algo de Ley de Atracción en cuanto al emprendimiento y la resiliencia se trata. Está demostrado que a los emprendedores que vienen de familias emprendedoras, les resulta mas fácil vencer los obstáculos, pues en su entorno han visto cómo ante un tropiezo, se levantan y siguen adelante.


Nelson Mandela, Albert Einstein, Malala Yousafzai, Ana Frank, Stephen Hawking, Nick Vujicic y Walt Disney, son algunos ejemplos de personajes famosos que han pasado por situaciones adversas y finalmente triunfaron.


En mi familia, siempre que hay un contratiempo fortuito o las cosas no salen como se han planeado, se dice “Será por bien!”. Desde chiquita lo escuché y esa simple frase me transmite tranquilidad, confianza y seguridad. Esa paz, es la que me permite buscar otras soluciones u opciones alternativas.

Quizá, sin saberlo, esa era la forma de mis padres de transmitirnos resiliencia.


Conoce GRATIS tu grado de resiliencia, con el La Escala de Resiliencia de Connor-Davidson.


Ya sabes... nunca te rindas! Y si te gustó el artículo, házmelo saber... y únete al grupo de Facebook Las Finanzas y los niños, aprendiendo desde pequeños.


Love,







HÁBLAME!

Envíame un mail con tus dudas, sugerencias, comentarios...

No tardaré en responderte!

  • Facebook
  • Instagram

© 2019  by Aprendo Emprendiendo.